Lex Abogacía. Abogados expertos en negligencias médicas y derecho sanitario
Lex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitario
Síganos en
Contacte con nosotros
Nombre y apellidos (*)
E-mail (*)
Teléfono (*)
Descríbanos brevemente su caso (*)
(*) Campos obligatorios

Casos de Éxito y Blog

Añadido el Jueves, 5 Jul 2018
ACUERDO DE 100.000 € CON LA COMPAÑÍA ASEGURADORA DE UN GRUPO DE HOSPITALES PRIVADOS POR EL FALLECIMIENTO DE UN PACIENTE QUE TRAS REALIZARLE UNA PUNCIÓN DE MÉDULA OSEA SE LESIONÓ UNA ARTERIA
Realizaron una punción de médula ósea al paciente en una clínica privada, en esta intervención se lesionó una arteria de la zona de la punción que no se detectó de forma intraoperatoria, provocando un sangrado activo al paciente.
 
El paciente acudió al servicio de urgencias que ofrecía su cobertura sanitaria al día siguiente de la intervención con un importante hematoma y dolor en la zona de la punción. Tras recibir el alta médica en la misma fecha y al persistir la sintomatología dolorosa volvió a las urgencias hospitalarias tres días después y los resultados de la analítica realizada al paciente evidenciaron una importante anemízación. El centro hospitalario recomendó el alta médica pero el paciente insistió en permanecer ingresado para controlar el dolor y cursaron su ingreso a otro centro de su cobertura sanitaria.
 
El paciente permaneció ingresado en el centro hospitalario pero pese al tratamiento indicado por los facultativos del centro que consistía en transfundir sangre al paciente, se produjo un retraso en la detección del sangrado activo porque desconocían el origen del mismo, al no realizar al paciente estudios de imagen como angiografía o arteriografía para poder identificar el punto de sangrado y  sellar la hemorragia.
 
Asimismo, no se retiró el tratamiento antiagregante del paciente (ADIRO) hasta pasados quince días del primer ingreso, tratamiento que debería haberse suspendido en un paciente con un importante hematoma y sangrado activo que lamentablemente contribuyó significativamente al deterioro del enfermo.
 
La situación clínica del paciente se deterioró de manera irreversible y hasta pasadas tres semanas de su ingreso no se derivó al paciente a un hospital que disponía de radiología intervencionista para identificar el punto del sangrado activo y embolizar la hemorragia. Pese a la intervención el paciente no pudo superar su cuadro clínico y falleció.
 
Estos hechos motivaron que LEX Abogacía presentará una Demanda frente a la compañía aseguradora de los complejos hospitalarios intervinientes. En el seno de este proceso, el despacho realizó las gestiones oportunas para alcanzar un acuerdo indemnizatorio.
Comparta esta noticia:
Casos de éxito

Nuestros éxitos nos avalan

91 536 30 68 info@lexabogacia.com