Lex Abogacía. Abogados expertos en negligencias médicas y derecho sanitario
Lex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitario
Síganos en
Contacte con nosotros
Nombre y apellidos (*)
E-mail (*)
Teléfono (*)
Descríbanos brevemente su caso (*)
(*) Campos obligatorios

Casos de Éxito y Blog

Añadido el Jueves, 11 Abr 2019
CONDENA DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA: 60.000 € A UNA CLIENTE DE LEX ABOGACÍA POR NO CONTROLAR LOS SERVICIOS MÉDICOS EL CRECIMIENTO DE UN TUMOR

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha dictado recientemente una sentencia en un proceso iniciado por Lex Abogacía en defensa de los intereses de una paciente que sufrió secuelas por no vigilar los servicios sanitarios públicos de Murcia (SERMUSA) la evolución de una lesión que resultó ser un tumor.

El Tribunal explica, asumiendo la tesis de nuestro despacho y la existencia de una negligencia médica: “Ahora bien, es lo cierto que, de haberse realizado sucesivos controles de imagen de la paciente, se hubiera podido comprobar el crecimiento del tumor, y, entonces, con todas las dificultades que la decisión de intervenir pudiera tener, se hubiera tenido más información para tomar la decisión oportuna. Lo cierto es que la actora fue intervenida porque ya no había otra opción, habida cuenta de las lesiones que el tumor le estaba causando, y que empezó a dar sintomatología en el año 2014. Si se hubiera conocido y vigilado con anterioridad es posible que todas o algunas de las secuelas no se hubieran producido. Y esa pérdida de oportunidad es precisamente lo que ha de indemnizarse.

El problema jurídico que se planteó en este caso y que el Tribunal razonó es si influyó el paso del tiempo hasta la intervención. Así, podía no haberse realizado antes, pese a conocer la existencia del tumor, y, de haberse realizado las secuelas, podían haber sido iguales. Se trata de una cuestión sumamente compleja, pues el propio neurocirujano que intervino a la paciente indicó que se trata de un tumor excepcional, del que existe muy poca experiencia.

En este pleito, además de los peritos médicos, compareció personal médico directamente implicado en los hechos, lo que supuso todo un reto profesional porque, a priori, ninguno de los médicos intervinientes asumió la existencia de una mala praxis médica.

Afortunadamente, tanto las circunstancias expuestas como la entidad de las secuelas acreditadas, implicaron que se reconociera por el Tribunal una indemnización ajustada a Derecho, no siendo recurrida por ninguna de las partes.

Comparta esta noticia:
Casos de éxito

Nuestros éxitos nos avalan

91 536 30 68 info@lexabogacia.com