Lex Abogacía. Abogados expertos en negligencias médicas y derecho sanitario
Lex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitario
Síganos en
Contacte con nosotros
Nombre y apellidos (*)
E-mail (*)
Teléfono (*)
Descríbanos brevemente su caso (*)
He leído y acepto la política de protección de datos personales
(*) Campos obligatorios
Casos de éxito y blog

Tramitación y revisiones de grado de incapacidad

Tal y como establece la Ley general de la Seguridad Social, toda resolución por la que se reconozca el derecho a las prestaciones de invalidez permanente, en tanto el incapacitado no haya cumplido la edad de 65 años, podrá promover la revisión de la incapacidad que viene percibiendo, por agravamiento o mejoría de sus lesiones y aumentar así el importe de la pensión. Existen cuatro grados de incapacidad según nuestra legislación laboral actual:

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual (IPP). Aquella que, sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.
  • Incapacidad permanente  total para la profesión habitual (IPT). La que inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.
  • Incapacidad permanente  absoluta para la profesión habitual (IPA). La que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio.
  • Gran invalidez. La situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

De esta manera, en el caso de no estar conforme con la resolución del INSS, imaginemos que a una persona que por su cuadro clínico es merecedora de una IPA y le han calificado con una IPP, se debe plantear una Reclamación Previa frente a la mencionada resolución, alegando en dicha reclamación los motivos por los que no se está conforme con la citada resolución, acompañando los dictámenes médicos oportunos y siempre bajo el asesoramiento médico legal pertinente. En caso de no reconocimiento por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de la verdadera prestación que merece el trabajador, acudiríamos a los tribunales con las garantías que sólo te puede ofrecer un equipo multidisciplinar con dilatada experiencia procesal en estos procedimientos.

Si considera que el grado de incapacidad laboral que le han reconocido es insuficiente

llámenos al 91 536 30 68 o rellene el formulario de contacto y nuestros especialistas valorarán su caso gratuitamente.

91 536 30 68 info@lexabogacia.com