Lex Abogacía. Abogados expertos en negligencias médicas y derecho sanitario
Lex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitarioLex Abogacia. Abogados expertos en negligencias medicas y derecho sanitario

Urgencias traumatológicas

A la hora de evitar una negligencia médica traumatológica y lograr una eficiente atención al paciente que ha sufrido un trauma o un accidente y acude a los servicios de urgencias con lesiones corporales, es necesario seguir una ordenada coordinación entre los diferentes niveles de atención, así como una serie de pautas médicas como son la adecuada clasificación de la lesión, el empleo de correctos criterios diagnósticos utilizando para ello los exámenes complementarios necesarios y una vigilancia y seguimiento posterior de la evolución de la lesión a través de una apropiada frecuencia en los controles y tratamientos complementarios o de rehabilitación.

Asimismo, no todas las lesiones son ni deben tratarse por igual, existe una jerarquía o prioridad a la hora de tratar un trauma que obedece básicamente a tres criterios como son la vida, el órgano y la función. De esta manera, distinguimos entre fracturas vitales (fracturas abiertas de sangrado abundante o muy sucias, fracturas bilaterales de fémur, luxación traumática de cadera, lesiones con complicaciones vasculares asociadas, fracturas de pelvis y amputaciones)  fracturas funcionales (articulares,  luxaciones, aplastamientos, fracturas abiertas no vitales) y fracturas simples, que son aquellas que pueden solventarse con una simple inmovilización inicial.

En este tipo de negligencias de ordinario suelen presentarse errores típicos, como son una deficiente exploración inicial de la lesión y la falta de realización de pruebas de imagen necesarias, que en ocasiones demandan radiografías en proyecciones diversas, dejando pasar desapercibidas fracturas que necesitan tratamiento específico o inmediato, a veces quirúrgico, y que si se dejan curar por sí solas, determinaran, a consecuencia de una incorrecta consolidación ósea, una serie de  secuelas dolorosas permanentes y muy incapacitantes en el paciente.

¿Ha sufrido una negligencia médica en los Servicios de Urgencias?

Llámenos al 91 536 30 68 o rellene el formulario de contacto y nuestros especialistas valorarán su caso gratuitamente.

Casos de éxito

Nuestros éxitos nos avalan

91 536 30 68 info@lexabogacia.com